¿POR QUÉ ES IMPORTANTE APRENDER 

SOBRE LA HISTORIA AFROCOLOMBIANA?

Han pasado 170 años (hipotéticamente) desde la abolición de la esclavitud en Colombia, sin embargo, los afrocolombianos/as siguen luchando por la igualdad y la justicia, en parte debido a la ignorancia de la historia. Es por esto, que es importante aprender y entender, porqué la historia de la afrocolombianidad es relevante hoy en día. Según datos de censos compilados por el Banco Mundial en 2018, Colombia se ubica en el tercer lugar como el país de América Latina, con la población más grande descendiente de África.

La población afrocolombiana, inicia con la esclavización de africanos/as traídos al país por los españoles y los británicos en la primera década del siglo XVI. Hacia 1520, eran traídos de lugares como el Congo, Angola, Ghana, Costa de Marfil, Guinea, Sierra Leona, Senegal y Malí. 


Entre 1533-1580, en las regiones al norte del Cauca encontramos a la gente Zape, junto con Balanta, Berbesí, Biáfara, Bran y Serere, que vinieron de la zona que abarca la actual Guinea Bissau y Sierra Leona. También se trajeron durante este tiempo los Yolofo y Mande o Mandinga que eran de lo que hoy en día es Senegal y Malí. Los Bijago, que residían en islas adyacentes a Guinea Bissau, también fueron traídos en este momento. Estos últimos eran navieros y se rebelaron al perder su libertad y, tan pronto como descendieron de los barcos, escaparon y crearon palenques, comunidades negras libres que nunca fueron esclavizadas.


Entre 1580-1640, vemos la llegada de las personas Ánzico, Kongo, Manicongo y Ngola que provienen de la familia lingüística Bantu que residía en la cuenca del río Congo. Los bantúes fueron probablemente la población de esclavizados más numerosa traída a Colombia. La mayoría se trajeron entre 1580 y 1640 cuando los españoles pensaron que el conocimiento del bosque por parte de los bantúes y la aclimatación a los climas húmedos serían útiles para penetrar en las selvas al sur de Cauca y el Pacífico.

La población africana que arribó entre 1640 y 1810, pertenecían a los Mina que eran de la actual Ghana y la Costa de Marfil. Los miembros de la familia lingüística Akan que incluye a los Ashanti, Fanti, Baule, Arara, Ewe y Fon. Los Mina fueron exportados desde Saint George en Elmina (ubicada en la moderna Ghana) hacia las islas del Caribe, explicando su notable influencia en las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.


En un país con gran diversidad étnica y cultural, es importante conocer y tener una perspectiva histórica de nuestros grupos étnicos, partícipes activos en la construcción de nuestra nación.


Escrito por Jenniffer Urrutia Briñez - Directora AfroUp.